MENU
REFERENZ

Edificio de viviendas ‘Quartier WIR‘ Weißensee, Berlín | Alemania

Con el «Quartier Wir» se han ubicado cinco cuerpos de construcción de madera exactamente donde antes había un arbolado. En el barrio berlinés de Weißensee se origina este proyecto de alojamiento socialmente mixto. El arquitecto berlinés Deimel Oelschläger planificó las 113 viviendas, desde viviendas cooperativas hasta viviendas en propiedad, pasando por viviendas de acogida y apartamentos de alquiler. La construcción se ha realizado principalmente con madera: con unos 12.400 m² de superficie útil, este barrio urbano es actualmente el mayor proyecto de construcción en madera de Alemania. Así pues, un terreno de unos 7.200 metros cuadrados se convertirá en el hogar de personas en fases de su vida completamente distintas. La pequeña urbanización de diseño uniforme está compuesta por cuerpos de construcción de cuatro a cinco plantas, que forman dos patios interiores. Hay diferentes salas de encuentro con piscina, estudio de fisioterapia, guardería, taller, restaurante de formación y salas comunitarias disponibles también para la población de los alrededores.

Außenansicht © SICHTKREIS.COM
binderholz Brettsperrholz BBS Deckenelemente © SICHTKREIS.COM
Wohnraum mit Decken von Brettsperrholz BBS © SICHTKREIS.COM

Hechos

Proyecto Edificio de viviendas: nueva construcción de barrio urbano
Lugar Berlín, Alemania
Construcción Marzo de 2020
Arquitectos Deimel Oelschläger, asociación de arquitectos
Contratista UTB Construction & Development GmbH
Construcción en madera Grupo Empresarial Terhalle
Estática bauart Konstruktions GmbH & Co. KG
Superficie útil 12.400 m²
Empleo de material 3.200 m³ binderholz CLT BBS para los elementos de techo

113 unidades para 250 residentes

En total, se crearon 113 unidades para 250 residentes en estos bloques de viviendas. Una vez más, el lema de la diversidad se mantiene constante, ya que hay tanto viviendas en alquiler como en propiedad, así como modelos cooperativos y viviendas de acogida en el complejo. Además, gracias al modo de construcción accesible se posibilita el modo de vida intergeneracional: todas las plantas son accesibles en silla de ruedas; las salas comunitarias, así como un tercio de todas las viviendas están adaptadas para personas con movilidad reducida. En la parte superior, las terrazas en la azotea de uso común hacen el resto en favor de una convivencia armoniosa.

El proyecto también persigue de manera coherente la gestión responsable de las materias primas, desde su construcción hasta su posible desmantelamiento. Así, por ejemplo, se usaron materiales reciclados como materiales aislantes. Además, las construcciones en madera cumplen la norma KfW-40 gracias a la envolvente del edificio en modo de construcción de paneles de madera y con relleno de celulosa, así como a los sistemas de ventilación con recuperación de calor del aire de salida.

Equipamiento

Los planos horizontales multifuncionales y bien pensados satisfacen las demandas de vivienda actuales y se ajustan a los deseos individuales de las jóvenes parejas, de las pequeñas y las grandes familias. La madera proporciona comodidad y se puede experimentar en techos, vigas y ventanas, por ejemplo. Las ventanas de madera con altura del techo al suelo dan mucha luz y un ambiente cálido. Cada apartamento tiene acceso a un balcón, a la terraza o al ático del jardín de la azotea.

Con madera, todo es posible

El proyecto de los arquitectos Deimel Oelschläger ya fue distinguido en 2019 por la iniciativa «KlimaSchutzPartner Berlin» (socios de protección climática de Berlín) como una «planificación innovadora y prometedora». Balances ecológicos positivos gracias a la construcción en madera, un excelente valor U, aislamiento de materiales reciclados, funcionamiento rentable por sus bajas necesidades caloríficas y reducción de las emisiones de CO2. Estos son los puntos que han convencido al jurado de ‘Quartier WIR’.

Los cinco edificios están construidos de forma híbrida: sótanos y huecos de escaleras de hormigón/hormigón armado, las paredes exteriores en modo de construcción de paneles de madera y techos de madera maciza. Junto con un aislamiento térmico por insuflado de celulosa y un sistema de ventilación con recuperación de calor, se alcanza un estándar KfW-40.

Los arquitectos destacan también los efectos económicos de la construcción con madera. Debido a la estandarización de los tipos de casas, los sistemas de vigas y los elementos de fachada, se ha reducido no sólo el tiempo, sino también los costes de construcción.

Viviendas en construcción híbrida de madera

No sólo en vista de estas condiciones marco ambiciosas: para los arquitectos se sobreentendía hacer una planificación de los edificios con altos niveles de sostenibilidad. Por un lado, ubicaron en el terreno los cuerpos de construcción realizados según el estándar KfW-40 de manera que se creara un barrio interconectado con el entorno, con espacios exteriores públicos y privados finamente escalonados. Por otra parte, optaron por una estructura portante, así como por paredes exteriores no portantes de madera, un material de construcción natural y un almacenamiento de CO2 con excelentes propiedades desde el punto de vista biológico y de la física de construcción.

Como sistema portante escogieron una estructura esquelética de soportes de madera laminada encolada y vigas colgadas de haya, así como techos binderholz CLT BBS, mientras que las paredes exteriores están hechas de elementos de madera totalmente prefabricados con ventanas y aislamiento de celulosa. Estos últimos han sido fabricados por Terhalle Holzbau GmbH y, después de su montaje, fueron revestidos con cartón-yeso y revocados en el exterior. La ventaja esencial de la estructura esquelética con paredes ligeras entre los apartamentos y las habitaciones es la flexibilidad extremadamente alta en el diseño de los planos de planta. Esa flexibilidad era indispensable para poder organizar los tipos de viviendas con divisiones de espacio, en parte, completamente diferentes unas encima de otras.

Außenansicht © SICHTKREIS.COM

Cuidar los recursos y ahorrar energía

Estas son las otras premisas en las que se basa la planificación. Por medio de la construcción en madera maciza, el sistema de fachadas como modo de construcción en paneles de madera con relleno de celulosa, con un sistema de ventilación, así como la recuperación de calor, se logra que los edificios alcancen la norma KfW-40, es decir, consumen un 60 % menos de energía que una nueva construcción comparable. A este respecto, los arquitectos: «La construcción sostenible significa para nosotros el desarrollo de conceptos que sean sólidos a largo plazo, tanto desde el punto de vista medioambiental como social».

Fotos: © binderholz © Sichtkreis © Terhalle
Video: © binderholz
Planos: © Deimel Oelschlaeger Architekten

binderholz Brettsperrholz BBS Deckenelemente © SICHTKREIS.COM
Die Decken bestehen aus Brettsperrholz BBS © SICHTKREIS.COM
Wohnungsbau © SICHTKREIS.COM
Wohnungsbau © SICHTKREIS.COM
Montage BBS Deckenelemente © binderholz
Die tragende Struktur und das Dach wurden mit Brettsperrholz BBS Elementen realisiert © binderholz
Trockenbauwand © binderholz
Die tragende Struktur und das Dach wurden mit Brettsperrholz BBS Elementen realisiert © binderholz
Baustellenübersicht © binderholz
Decke aus Brettsperrholz BBS Elemente © binderholz
Trockenbauwände © binderholz
Baustellenübersicht © binderholz
Die Baustelle von oben © Terhalle
Die Baustelle von oben © Terhalle
Baustelle © binderholz
Bauphase © binderholz
Bauphase © binderholz
Bauphase © binderholz

Servicio