MENU

Vivienda unifamiliar, Graz | Austria

Los requisitos

Proyecto Vivienda unifamiliar

Localidad Graz (Austria)

Año de construcción 2008

Ejecución de la construcción
en madera 

GriffnerHaus AG

Arquitecto Harald Kurath

Estática
Binderholz Bausysteme GmbH

La mayoría de las viviendas unifamiliares están concebidas para tres o cuatro ocupantes. Para esta casa en Graz no se pudo recurrir a una planificación estándar de este tipo, ya que sería el nuevo hogar de una familia de cinco miembros. Otro desafío residió en el deseo de dedicar la planta baja a la vida en común. Todos los espacios destinados al descanso y el recogimiento debían encontrarse en la planta superior.

Además, la familia de propietarios planteó un amplio catálogo de exigencias a los arquitectos. Para la planificación se tuvieron en cuenta los siguientes aspectos:

Costes: presupuesto ajustado y claramente definido.
Planificación espacial: todos los espacios debían ser útiles íntegramente y presentar unas dimensiones compactas.
Principio de espacio abierto: menor número posible de paredes interiores portantes, a fin de poder adaptar de forma flexible el interior de la casa a cada situación.
Sótano: debido a la proximidad de una zona inundable, no se podía construir un sótano para la casa.
Oferta de espacio: también debía preverse suficiente espacio para visitas.
Forma de construcción: con elementos de madera maciza (madera contrachapada) en calidad vista, dado que ambos propietarios habían tenido una estrecha vinculación con la madera desde la infancia y deseaban vivir en una casa construida en su mayor parte en este material de construcción natural.
Arquitectura: de líneas rectas, clara y austera.
Entorno: la casa tenía que integrarse en armonía con el entorno rural y a la vez presentar un aspecto moderno e intemporal.

La planificación

El arquitecto diseñó para la casa una planta en forma de L. Planificó parte de la casa con dos pisos, a fin de cumplir con el requisito "vivir abajo, dormir arriba". La otra parte del edificio debía ser de una planta, sustituir al sótano y ofrecer espacio para una zona de oficina y sala de TV que pudiera utilizarse como zona para invitados. Además, en la planta baja se construiría una zona de cocina, salón y comedor de 55 m2 con mucho espacio para vivir. También se previó una habitación independiente para invitados con acceso a una zona de wellness que incluía ducha y WC. Así, los invitados dispondrían prácticamente de su propio baño. Los planes para la planta superior también convencieron a los propietarios: en una superficie de unos 78 m2, el arquitecto dispuso tres habitaciones para los niños, un dormitorio con vestidor para los padres, un amplio baño y una galería. Todo creaba una sensación compacta y espaciosa al mismo tiempo.

Sobre la base de estos planos se atendió a todas las demás exigencias del siguiente modo:

Aprovechamiento del espacio: gracias al techo plano es posible utilizar íntegramente todos los espacios, que cuentan con una altura interior de 2,65 m en toda la casa.
Principio de espacio abierto: el edificio no cuenta con paredes interiores portantes. De esta tarea se encargan especialmente las paredes exteriores. Fabricadas con elementos de pared de BBS de binderholz, estas están concebidas con función de soporte de cargas y arriostramiento. De soportar las cargas en el interior de la casa se encargan soportes y BSH (madera laminada encolada).

Forma de construcción: al igual que las paredes exteriores, todos los techos y tejados están fabricados en madera maciza de calidad vista.
Arquitectura: el diseño moderno e intemporal tipo caja del edificio es claro y rectilíneo.
Entorno: con su fachada de alerce, la casa se integra a la perfección en el entorno y armoniza con los bosques y las construcciones rurales circundantes.

Oferta de espacio: La parte de dos plantas de la casa ofrece aprox. 156 m2 de superficie habitable neta. A ello se suma la zona de una planta con suficiente espacio para invitados.

Costes: el presupuesto se cumplió estrictamente.

La realización

Tras una profunda reflexión, los propietarios se decidieron a encargar la nueva construcción en forma de casa prefabricada de madera maciza.

Tres argumentos hablaban en favor de una casa prefabricada:

1. La empresa de casas prefabricadas garantizaba un período máximo de construcción de tres meses hasta la entrega llave en mano de la casa a partir de la placa de fundación.

2. El alto grado de prefabricación de las paredes garantizaba un alto nivel de calidad.
3. Los costes de construcción ofrecidos eran costes finales garantizados.

La ejecución se comenzaba a llevar a cabo inmediatamente después del otorgamiento del encargo. El constructor preparó el terreno y dispuso un acceso, todas las acometidas y la placa de fundación. Al mismo tiempo se prepararon en tan solo dos semanas todas las paredes de madera maciza necesarias, que se prefabricaron listas para el montaje en las instalaciones del fabricante de casas prefabricadas.

La clave de este alto grado de prefabricación fue un modelo tridimensional digital creado por los especialistas de planificación de tareas de binderholz Bausysteme. El modelo tridimensional muestra la división exacta de los elementos de pared de BBS 125. De este modo se pudo aprovechar óptimamente la dimensión de 125 cm del elemento y reducir enormemente el corte de madera contrachapada.

La pared exterior de la casa se compone de BBS 125 con un marco periférico de BSH (madera laminada encolada). En esta combinación se montan gran parte de las aberturas del edificio con madera maciza, lo que de nuevo reduce considerablemente el corte de BBS. Además, las estructuras de construcción se planificaron detalladamente hasta la instalación y se prefabricaron de forma precisa en fábrica.

Para el acabado del tejado plano, el fabricante de casas prefabricadas siguió la estructura DA06 a, descrita en el manual sobre construcción maciza de madera de binderholz. Las ventajas de esta estructura: gracias a su masa efectiva de almacenamiento de aprox. 40 kg/m2 alcanza un alto valor de aislamiento térmico durante el invierno, una óptima protección contra el sol en verano y un aislamiento acústico más que suficiente de 57 dB.

Encontrará más información sobre la estructura de tejado plano DA06 a aquí

Los empleados de la empresa de construcción en madera montaron la primera pared de la casa el lunes, 30 de junio de 2008. El miércoles, 2 de julio de 2008, la obra bruta estaba acabada.

Video

Los trabajos de instalación de toda la casa se completaron en solo dos días. Tanto si se trataba de trabajos de instalación eléctrica, de acometidas de agua o de calefacción de suelo, los instaladores confirmaron todos a una: "Las construcciones de madera resultan idóneas pata un montaje rápido y sencillo de las instalaciones."

El final del período de construcción previsto se hizo algo corto, pero sin llegar a provocar nerviosismo. El constructor realizó finalmente el exterior, la empresa de casas prefabricadas el interior y exterior de la casa, y también participaron soladores y montadores especializados en escaleras, así como el instalador en el baño y la tienda de muebles en la cocina y en el baño.

El 13 de septiembre de 2008 llegó la hora: la familia de propietarios recibió la casa llave en mano y pudo mudarse puntualmente.

... y hoy

Desde 2013, la casa cuenta también con un garaje con espacio de almacenamiento. La ampliación fue fácil de realizar. Constó en su totalidad de madera maciza BBS - con superficies vistas en el interior - y se correspondió con la categoría de inflamación REI 60. La certificación oficial se obtuvo rápidamente. Para ello se recurrió a los informes de clasificación de binderholz Bausysteme, así como a su cálculo técnico sobre inflamación de los componentes de BBS.
Los hijos de los propietarios, ahora jóvenes, utilizan el garaje con frecuencia cada vez mayor para sus fiestas. El propietario: "Los componentes de madera maciza apenas se aislaron, y aun así nuestros hijos saben que las habitaciones de madera maciza son frescas y agradables en verano y en invierno se calientan fácilmente y ofrecen un calor acogedor."

Informe de la experiencia de los propietarios

Agosto de 2014

"Llevamos ya casi seis años viviendo en nuestra casa de madera maciza. Transcurrido un tiempo semejante, se oye a menudo decir a los propietarios de casas: "Si volviéramos a construir, lo haríamos de forma muy distinta...". En nuestro caso no es así. Todo encaja, y volveríamos a construirlo exactamente del mismo modo.

La distribución se corresponde exactamente con lo que habíamos pensado. En la planta superior, los espacios también están perfectamente optimizados: no tenemos un metro cuadrado de más ni de menos. Las grandes ventanas inundan nuestra casa de luz. Por ello, a menudo tenemos la impresión de estar sentados fuera en el césped, por ejemplo, cuando disfrutamos de la comida con los niños. El aislamiento térmico de nuestra casa es óptimo. La calentamos con una bomba de calor aire/agua, que nos suministra también agua caliente durante todo el año. Los costes de calefacción y agua caliente ascienden a 750-800 euros anuales. Conforme a la certificación energética nuestra demanda debería ser considerablemente más alta.

El hecho de que no sea así reside seguramente en las superficies cálidas de los componentes de madera maciza y en la alta capacidad de acumulación de calor de esta madera. La madera ejerce un efecto agradable y positivo en nosotros e influye también en la temperatura ambiente necesaria para sentirse cómodo en invierno. Calentamos las habitaciones con nuestra calefacción de suelo radiante de baja temperatura a unos 21 °C. Los días fríos y claros de invierno, el sol ayuda a calentar la casa gracias a las amplias ventanas... ¡y gratis!

Para la protección contra el calor del verano fue muy importante nuestra decisión de incorporar a las ventanas elementos para dar sombra. En la planta baja nos decidimos por toldos verticales y en la planta superior por persianas venecianas. Los veranos no fueron tan calurosos: casi no hubo días en los que la diferencia entre las temperaturas exterior e interior no fuera como mínimo de 5 °C. Por ello, los días cálidos de verano nos gusta refrescarnos en el interior de la casa.

Además de la temperatura, medimos regularmente la humedad del aire en el exterior y el interior de la casa. Esta oscila siempre entre el 40 y el 65 %, aunque no se utilice humidificador. Durante los dos primeros años instalamos algunos. Lo hicimos por recomendación de binderholz Bausysteme, a fin de evitar un secado demasiado rápido de los componentes de BBS durante los dos primeros períodos de calefacción. Hemos esmaltado en color blanco gran parte de los componentes macizos de BBS, también en la cocina y en la escalera. Naturalmente, esto se ensucia, pero se puede limpiar de forma sorprendentemente fácil. Para la suciedad más incrustada volvemos a aplicar el esmalte en algunas zonas, y todo luce como nuevo.

La casa es el centro de nuestra vida. Para nosotros significa un hogar, comodidad, un oasis, bienestar, protección y seguridad.
Es de sobra conocido que hasta que no se usa un objeto comprado no se sabe si se ha comprado o no calidad.

¡Hemos comprado una casa de madera maciza y recibido calidad de vida!"

Fotografías: ©binderholz

Vivienda unifamiliar, Valdagno, Italia | Vivienda unifamiliar, Cherasco, Italia | Vivienda unifamiliar, Giaveno, Italia | Villa, Langkampfen, Austria | Vivienda unifamiliar, Oberpframmern, Alemania | Vivienda unifamiliar, Ramatuelle, Francia | Chalé, valle de Wildgerlos, Austria | Casas adosadas Messner Stöhr, Rum, Austria | Vivienda unifamiliar Zoller, Haiming, Austria | Vivienda unifamiliar, Neustift, Austria | Vivienda unifamiliar, Graz, Austria